Por favor ingresa o regístrate. 23 de Octubre de 2019, 03:24:24 pm

Autor Tema: Seguro de defensa jurídica  (Leído 2137 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Jose Luis JLF

  • Piloto de Moto2
  • ******
  • Mensajes: 5546
  • BMW R 1150 RT
Seguro de defensa jurídica
« en: 21 de Julio de 2010, 08:45:33 pm »
Ley del Contrato de Seguro

Sección 9ª. Seguro de defensa jurídica
.
Artículo 76 a. [Objeto del seguro de defensa jurídica]


Por el seguro de defensa jurídica, el asegurador se obliga, dentro de los límites establecidos en la Ley y en el contrato, a hacerse cargo de los gastos en que pueda incurrir el asegurado como consecuencia de su intervención en un procedimiento administrativo, judicial o arbitral, y a prestarle los servicios de asistencia jurídica judicial y extrajudicial derivados de la cobertura del seguro.

Artículo 76 b. [Exclusión de la cobertura del seguro de defensa jurídica]

Quedan excluidos de la cobertura del seguro de defensa jurídica el pago de multas y la indemnización de cualquier gasto originado por sanciones impuestas al asegurado por las autoridades administrativas o judiciales.

Artículo 76 c. [Contratación del seguro de defensa jurídica]
 
El seguro de defensa jurídica deberá ser objeto de un contrato independiente.
El contrato, no obstante, podrá incluirse en capítulo aparte dentro de una póliza única, en cuyo caso habrán de especificarse el contenido de la defensa jurídica garantizada y la prima que le corresponde.

Artículo 76 d. [Derechos del asegurado en el contrato de seguro de defensa jurídica]
El asegurado tendrá derecho a elegir libremente el Procurador y Abogado que hayan de representarle y defenderle en cualquier clase de procedimiento.
El asegurado tendrá, asimismo, derecho a la libre elección de Abogado y Procurador en los casos en que se presente conflicto de intereses entre las partes del contrato.
El Abogado y Procurador designados por el asegurado no estarán sujetos, en ningún caso, a las instrucciones del asegurador.

Artículo 76 e. [Derecho a sumisión a arbitraje de las diferencias surgidas en relación al seguro sobre defensa jurídica]

El asegurado tendrá derecho a someter a arbitraje cualquier diferencia que pueda surgir entre él y el asegurador sobre el contrato de seguro.
La designación de árbitros no podrá hacerse antes de que surja la cuestión disputada.

Artículo 76 f. [Contenido de la póliza del contrato de seguro de defensa jurídica. Conflicto de intereses o desavenencia sobre el tratamiento de la cuestión litigiosa]

La póliza del contrato de seguro de defensa jurídica habrá de recoger expresamente los derechos reconocidos al asegurado por los dos artículos anteriores.
En caso de conflicto de intereses o de desavenencia sobre el modo de tratar una cuestión litigiosa, el asegurador deberá informar inmediatamente al asegurado de la facultad que le compete de ejercitar los derechos a que se refieren los dos artículos anteriores.

Artículo 76 g. [Supuestos de inaplicación de las disposiciones de esta sección sobre seguro de defensa jurídica]

Los preceptos contenidos en esta Sección no serán de aplicación:
1º A la defensa jurídica realizada por el asegurador de la responsabilidad civil de conformidad con lo previsto en el artículo 74.


Artículo 74. [Dirección jurídica frente a la reclamación del perjudicado. Conflicto de intereses]

Salvo pacto en contrario, el asegurador asumirá la dirección jurídica frente a la reclamación del perjudicado, y serán de su cuenta los gastos de defensa que se ocasionen. El asegurado deberá prestar la colaboración necesaria en orden a la dirección jurídica asumida por el asegurador.
No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, cuando quien reclame esté también asegurado con el mismo asegurador o exista algún otro posible conflicto de intereses, éste comunicará inmediatamente al asegurado la existencia de esas circunstancias, sin perjuicio de realizar aquellas diligencias que por su carácter de urgente sean necesarias para la defensa. El asegurado podrá optar entre el mantenimiento de la dirección jurídica por el asegurador o confiar su propia defensa a otra persona. En este último caso, el asegurador quedará obligado a abonar los gastos de tal dirección jurídica hasta el límite pactado en la póliza.



2º A la defensa jurídica realizada por el asegurador de la asistencia en viaje.
En este caso, la no aplicación de las normas de esta Sección quedará subordinada a que la actividad de defensa jurídica se ejerza en un Estado distinto del de la residencia habitual del asegurado; a que dicha actividad se halle contemplada en un contrato que tenga por objeto única y exclusivamente la asistencia a personas que se encuentren en dificultades con motivo de desplazamientos o de ausencias de su lugar de residencia habitual, y a que en el contrato se indique claramente que no se trata de un seguro de defensa jurídica, sino de una cobertura accesoria a la de asistencia en viaje.
3º A la defensa jurídica que tenga por objeto litigios o riesgos que surjan o tengan relación con el uso de buques o embarcaciones marítimas.



---------------------------------------



Comentario:

El seguro de defensa jurídica es una garantía complementaria que se suele contratar con el seguro del vehículo.

Hay que tener en cuenta que el seguro de defensa jurídica, a diferencia del “seguro obligatorio”, que tiene un contenido fijado por ley y es igual en todas las compañías, no tiene un contenido fijo. Cada compañía tiene sus propias condiciones, por lo que no todos son iguales.

Unos cubren los gastos de abogado, procurador y peritos mientras que otros solo cubren los gastos de abogado. Unos cubren las reclamaciones  extrajudiciales, administrativas y judiciales y otros solo las judiciales. También  pueden cubrir determinado tipo de reclamaciones y excluir otras.

Es habitual que tengan un límite económico. Se cubren los gastos de defensa y reclamación hasta una determinada cantidad. A partir de ahí el gasto en que se incurra es de cuenta del asegurado. 

El asegurado tiene libertad para elegir abogado y éste no puede estar sujeto a las instrucciones de la compañía.

Centrándonos en daños ocasionados en accidentes de trafico, debemos distinguir dos situaciones:

- Cuando es el contrario quien reclama y la responsabilidad civil está asegurada, la compañía aseguradora asumirá la dirección jurídica frente a la reclamación y serán de su cuenta los gastos de defensa que se ocasionen, salvo conflicto de intereses (art. 74 de la Ley).

- Cuando reclamas tus daños al contrario o existe conflicto de intereses existe libertad de elección de abogado y la compañía asumirá los gastos hasta el límite pactado en la póliza.

Cuando das parte del accidente, reclamas daños propios y no hay acuerdo, la práctica de las compañías es dirigirte a sus propios abogados. Tiene sus ventajas y sus inconvenientes, pero debes tener en cuenta que tienes libertad de elección.

El seguro de defensa jurídica no agota su campo en el tema de vehículos. Se puede contratar como seguro independiente y es una garantía habitual en las pólizas de seguro combinado de hogar, con un alcance que mucha gente desconoce.